miércoles, junio 12

El ‘Miura 1’ despega con éxito desde Huelva y mete a España en el exclusivo club de países con acceso al espacio | Ciencia

El cohete Miura 1, el prototipo del futuro lanzador de satélites de la empresa española PLD Space, ha conseguido con éxito tocar el espacio en una misión de prueba que ha consistido en situarse a una altura suborbital (46 kilómetros de altitud) y amerizar de nuevo sobre las aguas de Huelva, desde donde ha sido lanzado a las 2.20 de esta madrugada. Con esta misión, España se une al exclusivo club de 10 países con acceso al espacio y lo hace con una empresa privada y desde suelo continental. Su éxito permite el desarrollo del Miura 5, que ya contará con capacidad comercial para situar en la órbita terrestre dispositivos de hasta 540 kilogramos por viaje.

El cofundador de la compañía Raúl Torres ha afirmado, tras haberse completado con éxito el vuelo: “Hemos pasado por muchas dificultades. No solo técnicas sino, obviamente, también financieras y corporativas. A lo largo del tiempo hemos ido sumando gente que ha confiado en nosotros. Nuestro maravilloso equipo ha hecho realidad que hoy estemos aquí todos y cada uno de nosotros. Hemos aportado lo mejor de nosotros mismos para llegar hasta este punto”.

En el mismo sentido se ha pronunciado Ezequiel Sánchez, presidente ejecutivo de la compañía: “Hemos accedido al espacio con mucha más determinación que medios, pero lo hemos conseguido”. El directivo ha extendido el éxito de la misión a inversores, socios, proveedores, INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Tras dos intentos fallidos, el primero por la presencia de vientos en altura incompatibles con la misión y el segundo por un fallo en el último instante en el desenganche de los cables de carga de los sistemas de navegación, el Miura 1 ha despegado finalmente de la base del INTA entre los enclaves costeros onubenses de Mazagón y Matalascañas.

El ‘Miura 1’, en el momento del despegue a las 2.20 de la madrugada de este sábado desde la base del INTA en Huelva.Foto: M. MAZZANTI | Vídeo: PLD

Esta vez, todos los dispositivos han respondido y el cohete, una versión a escala del que será el lanzador comercial previsto para dentro de dos años y en el que se aplicará todo lo aprendido con el demostrador tecnológico lanzado este sábado, ha despegado sin incidentes desde un acantilado de 25 metros de altura junto a la playa. Tras la ignición y la fase de despegue, el Miura 1 —bautizado así por la ganadería brava y como símbolo de marca española— ha iniciado las maniobras de giro para enfilar la trayectoria prevista.

Pasados unos minutos ha alcanzado la zona de microgravedad, situada a unos 30 kilómetros. El vuelo ha tenido una duración de 306 segundos en los que el Miura 1 ha alcanzado un apogeo de 46 kilómetros de altura. A partir de ese punto, el cohete ha comenzado la maniobra de descenso para abandonar el área de microgravedad y desplegar el paracaídas primario.

Con ayuda de los aerofrenos, reformados tras las pruebas realizadas en Teruel en septiembre, y el paracaídas principal, el Miura 1 ha amerizado en la costa onubense, donde se intentará recoger para ser llevado hasta el puerto de Mazagón y, posteriormente, trasladado a Teruel para analizar todos los resultados de la prueba. Roberto Palacios, ingeniero de sistemas de PLD Space, ha explicado que esta última fase “no es el foco”, en alusión a que no supone un elemento crítico del éxito de la misión.

“Hermano mayor”

Este primer cohete, de 12 metros de largo por 70 centímetros de diámetro que ha transportado dos experimentos de PLD Space y 100 kilos de material del Centro Alemán de Tecnología Espacial Aplicada y Microgravedad (instituto ZARM de la Universidad de Bremen), incluye todos los sistemas de vuelo que se incorporarán al Miura 5, conocido en PLD Space como “hermano mayor”. Este ya tendrá 34,4 metros de longitud y capacidad para llevar cargas de hasta media tonelada a la órbita terrestre.

Ezequiel Sánchez explica: “El Miura 1 es un demostrador tecnológico para aplicar toda la tecnología y la información en el próximo desarrollo. Es como si, en fórmula 1, en lugar de llegar directamente y montar una escudería, empiezas en fórmula 3, que te permite acceder con menos coste y de una forma más rápida a esas capacidades”.

En el mismo sentido, el responsable de Desarrollo de Negocio y cofundador de PLD Space, Raúl Verdú, añade: “Con la mirada puesta en el futuro más inmediato, el éxito de una prueba de vuelo de esta envergadura se mide por lo mucho que podamos aprender, un conocimiento que mejorará nuestra fiabilidad y probabilidad de éxito en el futuro. Desarrollamos el Miura 1 para acelerar el desarrollo tecnológico del Miura 5 y, tras el éxito de esta misión, el equipo podrá avanzar a gran velocidad hacia su primer vuelo, nuestro objetivo final”.

El ‘Miura 1’, tras el despegue en la madrugada de este sábado en Huelva.PLD Space

Pero su lanzamiento va más allá de una mera demostración de que la tecnología desarrollada es viable. Con el despegue de este sábado, España se suma a los nueve países (Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Francia, Italia, India, Corea del Sur y Nueva Zelanda) con acceso propio al espacio, sin depender de terceros, con desarrollos ejecutados por una empresa privada (30% de financiación pública) y desde suelo continental.

El principal hito es tecnológico: desarrollar “desde cero hasta los tornillos”, en palabras de Raúl Torres, director general y cofundador de PLD Space. El segundo, conseguirlo desde la España periférica: la compañía tiene sede en Elche (Alicante), el centro de pruebas en Teruel y la base aeroespacial en Huelva. El tercero es avanzar en la soberanía espacial europea.

En este sentido, la industria aeroespacial de la UE depende hasta ahora de países no europeos como Estados Unidos, donde se fabrican la mayoría de los elementos más costosos, según resalta Thales Alenia Space, una sociedad conjunta de Thales (67%) y Leonardo (33%) que lidera desde España el proyecto Scops (Scalable Controller for Power Sources). Stéphane Terranova, director general de Thales Alenia Space en España, explica sobre este programa: “Favorecerá el crecimiento del sector tanto dentro como fuera de nuestras fronteras y generará empleo de calidad y liderazgo tecnológico, multiplicando el retorno a los ciudadanos de la inversión proporcionada por esta iniciativa de Horizonte Europa”.

‘New Space’

Para el consorcio, Scops “posicionará a la industria europea en primera línea del desarrollo de soluciones eficientes en coste, acelerando su liderazgo en el Nuevo Espacio (New Space)”, como se denomina el mercado de pequeños satélites y las megaconstelaciones, clave del desarrollo espacial del siglo XXI.

Este es el sector en el que se posiciona PLD Space, que ha firmado un acuerdo con el operador europeo de transporte espacial Arianespace para desarrollar ofertas comerciales conjuntas y aumentar la capacidad de acceso al espacio a través de servicios de microlanzadores.

Ezequiel Sánchez afirma: “La colaboración con socios estratégicos como Arianespace es una prueba más de nuestro compromiso por aumentar la capacidad del acceso comercial al espacio en Europa en un momento en que es más necesario que nunca”. Pablo Gallego Sanmiguel, vicepresidente comercial de PLD Space, añade que “el despliegue de pequeñas constelaciones o la combinación de múltiples satélites de pequeño tamaño es altamente demandado”.

Otra prueba del compromiso con el desarrollo del cohete español es el acuerdo vinculante firmado con la Agencia Espacial Francesa (CNES) para la fase de desarrollo del lanzador Miura 5 desde la base ELM-Diamant, en el Centro Espacial de la Guayana.

Los integrantes de PLD Space celebraban el éxito de la misión en la base de lanzamiento del INTA, en la madrugada de este sábado.
Los integrantes de PLD Space celebraban el éxito de la misión en la base de lanzamiento del INTA, en la madrugada de este sábado.

El 77% de los satélites en desarrollo son de menos de media tonelada y se espera que más de 2.500 dispositivos de esta masa (inferiores a los 500 kilogramos) se lancen cada año de media durante la próxima década. En la actualidad estas operaciones son caras y lentas. Xavier Llairó, cofundador de Pangea Aerospace en Barcelona, explicaba a la revista Horizon: “Los satélites pequeños pueden viajar en grandes lanzaderas, pero esto plantea problemas, como el largo tiempo que transcurre hasta su puesta en órbita, ya que hay que reservar plaza con mucha antelación y esperar a que la lanzadera se dirija al sitio exacto en el que se quiere colocar los satélites. Las empresas propietarias de estos satélites necesitan acceder al espacio de forma personalizada”.

El coste del Miura 1 ha sido de 65 millones de euros a los que habrá que sumar otros 60 millones para el desarrollo completo del cohete comercial definitivo, según ha explicado el presidente ejecutivo de PLD Space. La firma cuenta con 140 trabajadores y compromisos económicos para llegar al modelo final. De hecho, ya están ampliando las instalaciones.

Sánchez calcula que necesitan llegar a 160 millones para alcanzar el punto de equilibrio. A partir de ahí, con los desarrollos tecnológicos aprendidos, el objetivo es programar 14 lanzamientos anuales a un coste medio para PLD Space por debajo de los cinco millones cada uno con los que rentabilizar la empresa en un mercado emergente.

Reacciones

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, quien ha apoyado el proyecto con financiación pública y presencialmente, con una visita el pasado marzo a la base en Huelva, ha felicitado a la empresa en un mensaje en X.

El jefe del Ejecutivo ha celebrado este sábado el éxito en la misión del “primer cohete 100% tecnología española” y ha calificado el vuelo del Miura 1 como “un hito que posiciona la I+D+i de España a la vanguardia del transporte” y que “contribuirá a construir la mejor España”.

La ministra de Ciencia e Innovación en funciones, Diana Morant, ha agradecido en X a la compañía que haya “guiado nuestra mirada al cielo” y ha destacado que muchas de las soluciones del futuro llegarán desde el espacio porque por él “pasan las políticas de defensa, transporte, comunicaciones o la lucha contra el cambio climático”.        

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, también ha mostrado en la misma red social su “orgullo” por la “histórica hazaña”: “El primer cohete español lanzado con éxito ha despegado desde El Arenosillo, en Huelva. Un orgullo que Andalucía haya sido escenario de la hazaña histórica del Miura 1. Misión cumplida”.

Agencias internacionales de noticias, como Reuters y AFP, se han hecho eco del lanzamiento destacando el carácter privado de la iniciativa y que el éxito incorpora a España a la carrera espacial.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, X e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.