miércoles, junio 19

Rafa Nadal, nuevo embajador del tenis de Arabia Saudí | Tenis | Deportes

La Federación Saudí de Tenis (STF) anunció este lunes por medio de sus canales oficiales que Rafael Nadal será el nuevo embajador de dicha entidad. El tenista, de 37 años y que enfila la recta final de su carrera, ha llegado a un acuerdo con Oriente Medio con el objetivo de consolidar “un compromiso a largo plazo para ayudar al crecimiento del deporte e inspirar a una nueva generación de tenistas en Arabia Saudí”. En el comunicado, la SFT también precisa que se han puesto en marcha una serie de planes para la apertura de una nueva sede de la academia del mallorquín (Rafa Nadal Academy) en el país para “fomentar el talento y servir como un centro de excelencia para ayudar a los aspirantes a jugadores a cumplir sus sueños tenísticos”.

El acuerdo, difundido por las redes sociales del organismo y del propio deportista, obligará a Nadal a “pasar un tiempo en Arabia Saudí cada año para ayudar a fomentar y planificar el desarrollo de niños y niñas en el deporte”. El anuncio está acompañado de una foto en la que el español posa sonriente en Riad, donde impartió un clínic con jóvenes deportistas.

“Mires por donde mires, en Arabia Saudi puedes ver crecimiento y progreso, y estoy entusiasmado de ser parte de eso”, afirma Nadal, quien recientemente reapareció en las pistas tras prácticamente un año sin jugar por una lesión; “sigo jugando al tenis porque me encanta, pero más allá de jugar, quiero ayudar a que el deporte crezca en todo el mundo y en Arabia Saudí existe un potencial real. Los niños que están aquí hoy miran hacia el futuro y sienten verdadera pasión por todos los deportes. Si puedo ayudarles a coger una raqueta o simplemente a ponerse en forma y disfrutar de los beneficios de una vida saludable, me alegraré de haber marcado la diferencia”.

En su comunicado, la SFT presume de que Arabia Saudí “es uno de los países de más rápido crecimiento del mundo, donde el deporte está siendo una parte cada vez más importante de la vida diaria, especialmente para los 20 millones de habitantes del Reino menores de 30 años”. Del mismo modo, destacan que “en el marco de la Visión 2030 [un ambicioso plan de reforma económica para reducir la dependencia del petróleo y diversificar la economía, aprobado en 2016], la participación deportiva de hombres y mujeres en Arabia Saudí ha aumentado rápidamente y ahora se acerca al 50%”.

Un “modelo ideal”

El desembarco de Nadal reafirma la estrategia del país árabe de convertir el deporte en una herramienta geopolítica. Ahora es el tenis, pero antes han sido el fútbol, el golf o la Fórmula 1. Recientemente reclutó al golfista español Jon Rahm y en los últimos tiempos ha promovido diversos espectáculos. En el caso del deporte de la raqueta, existe desde hace tiempo el runrún de que más pronto que tarde aterrizará de pleno en el país. De momento organiza las Next Gen ATP Finals –la Copa de Maestros para los jugadores menores de 20 años–, bajo un acuerdo que perdurará al menos hasta 2027, y se especula con la posibilidad de que se haga a corto plazo con la propiedad de algún Masters 1000, los torneos más importantes tras los cuatro Grand Slams (Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open).

Recientemente, a finales de diciembre, Carlos Alcaraz y Novak Djokovic disputaron una exhibición en Riad y, según el medio The Athletic, el país valora la opción de promover un circuito masculino alternativo al actual de la ATP, como ya ha sucedido con el golf y la liga LIV. De esta forma, trataría de atraer a las figuras gracias a una generosa cantidad de millones y aprovechar el descontento de un nutrido grupo de tenistas con el funcionamiento del sistema actual.

Ahora, la presidenta de la Federación Saudí de Tenis, Arij Almutabagani, considera que la imagen de Nadal, campeón de 22 grandes —el segundo más laureado de la historia tras el serbio Djokovic—, es un elemento perfecto de promoción. “Encarna todos los valores que apreciamos en un verdadero ganador dentro y fuera de la pista. Es, sencillamente, el modelo ideal a seguir por nuestros chicos y chicas. Está claro que Rafa vive la mejor versión de sí mismo cada día”, señala el comunicado; “su dedicación al entrenamiento, su compromiso con cada golpe y su forma de luchar por cada punto son valores que esperamos inculcar a nuestras futuras estrellas. Rafa trasciende el tenis y continúa inspirando a generaciones en todo el mundo. No tengo dudas de que tendrá el mismo impacto en Arabia Saudí”.

Nadal, por su parte, continúa con la expansión del proyecto de su academia. La matriz está localizada en Manacor, su ciudad natal, y posteriormente abrió sedes en México (Costa Mujeres, el Caribe mexicano), Kuwait (Sheikh Jaber Al-Abdullah Al-Jaber Al-Sabah International Tennis Complex) y Grecia (en la península de Halkidiki, uno de los destinos turísticos más importantes del país heleno). “La academia en Diriyah [al noroeste de la capital saudita] representa un compromiso a largo plazo con el tenis y el Reino. Como centro de aprendizaje, su objetivo es acelerar el camino de las personas con talento en el tenis, proporcionando a los jugadores un entorno ideal para aprender y mejorar sus habilidades competitivas”, indica el balear en una declaración recogida por la Saudi Press Agency (SPA).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.